DIRECTORES:
Pablo Diaz Pintado y Pedro Pintado Villegas
Lunes 23 de septiembre de 2019
editada por Periodistas Asociados
Siguenos en Twitter   Facebook
Revista indexada en Chemical Abstracts Service, Dialnet, Latindex y Food Science and Technology Abstracts
logo enólogos
CONTENIDOS DE INTERÉS TÉCNICO Y DIVULGATIVO
La revista “Enólogos” ofrece a las empresas del sector vitivinícola y enológico la seccion “Divulgación Empresarial como palestra para la divulgación de artículos técnicos de Interés
La sección “Monográficos” de la revista “Enólogos” toma el pulso al mundo del vino. Un espacio para conocer quién es quién dentro de la industria auxiliar y de los servicios enológicos.
El suplemento “Investigación y Ciencia” está indexado desde 2005 en el índice de publicaciones de Chemical Abstracts Service (CAS) (EEUU), y desde 2009 en el de Food Science and Technology Abstracts (FSTA) (Gran Bretaña)
¿Deberían España y Portugal unirse en sectores estratégicos para mejorar la gestión de sus recursos y aumentar su proyección?
  • Sí, sería positivo para ambos países
  • No, es preferible seguir como hasta ahora
  • No sabe / no contesta

EDITORIAL

¿Qué ocurre con el azufre biocida?

Antonio Palacios Muro (Presidente de la Feae) / presidente@enologo.com

Observamos con preocupación lo que podemos considerar una nueva amenaza a nuestros intereses tanto desde el punto de vista práctico como del económico. En esta ocasión viene de la mano del proceso de revisión de la Directiva Comunitaria sobre Biocidas 98/8, mediante el cual las autoridades europeas pretenden prohibir el empleo del azufre como productor de SO2 desinfectante por razones medioambientales, utilizado mayoritariamente en el sector vitivinícola para la limpieza y desinfección de barricas, ya que se considera que su liberación a la atmósfera puede provocar lluvia ácida.

Desde el sector bodeguero, esta posible prohibición (que no tiene nada que ver con el empleo del sulfuroso como aditivo y no se vería afectado en ningún caso) es vista como una nueva amenaza a la viabilidad económica de las industrias vitivinícolas, ya que, según ha informado la Federación Española del Vino en una circular técnica, aún no se ha probado que exista una alternativa eficaz y económicamente viable. Por tanto, a juicio de la FEV, es necesaria una movilización general para evitar la inclusión de esta norma en el articulado de la directiva en tanto que, de hecho, los responsables de Agricultura y Medioambiente comunitarios aún no tienen un criterio definitivo.

 

La "movilización general" cuesta dinero

El problema es que esa “movilización general” cuesta dinero, y mucho. En efecto, el SO2 está incluido en la propuesta de modificación de la Directiva europea, pero su posicionamiento de validez en el corpus jurídico de la norma depende de la presentación de un informe técnico-científico que justifique ante las autoridades comunitarias la necesidad de su uso.  De hecho, los directores generales de Agricultura, José Manuel Silva Rodríguez, y de Medio Ambiente, Karl Falkenberg, dirigieron una carta el pasado mes de septiembre  al secretario general del Comité Europeo de los Vinos, José Ramón Fernández, en el que le instan a presentar un estudio que avale el uso del SO2 como desinfectante de barricas. “La cuestión”, explica la FEV en su circular, “es que la Comisión Europea sólo está dispuesta a considerar la inclusión en el anexo de la directiva (y la no prohibición, por tanto), si se redacta un estudio técnico que justifique su uso; un estudio que, según los consultores, tiene un coste que oscila entre los 300.000 y los 500.000 euros”.

Problema añadido al meramente económico es que este estudio debería estar presentado ante las autoridades antes de mayo de 2012, fecha en la que está prevista la revisión y decisión final sobre el tema.

 

¿Quién paga el coste del estudio?

El sector bodeguero, el Comité Vinos y la O.I.V. están siguiendo con preocupación este asunto desde principios de 2011. De hecho así lo comentamos con motivo de la Asamblea General de la UIOE, celebrada el pasado 2 de junio, poniendo de manifiesto el problema. En la actualidad se está procediendo a la recopilación de documentación científica y encargar el proyecto sin repetir los estudios ya efectuados pero... ¿quién paga el coste del estudio? Los bodegueros de la FEV aseguran que la industria proveedora del producto se ha “desentendido” del caso ya que, según ésta, la comercialización de las pastillas de azufre es considerada una actividad secundaria que apenas aporta valor añadido. No obstante, las bodegas siguen trabajando para solicitar tanto a los proveedores como a la propia Administración “que se impliquen en la solución en mayor medida que hasta ahora”.

Consideramos que el origen de este problema es una cuestión administrativa. “El dossier inicialmente tenía que haber sido presentado por las autoridades alemanas y su dejación ha provocado la situación actual”. En consecuencia, desde la FEV no se ha planteado hacer derrama alguna para aportar dinero. “El problema lo deben resolver las administraciones y la propia industria proveedora”. Hasta la fecha, las únicas entidades que han comprometido sumas para la elaboración del estudio son la industria de productos enológicos Oenopia, con 12.000 euros; el Comité de Consejos Reguladores de Francia, 100.000 euros; y  la patronal portuguesa ACIBEV-AEVP, 30.000 euros. Por su parte, la Unión Nacional de Enólogos francesa ha propuesto la conveniencia de aportaciones voluntarias por parte de sus socios y a ello ha invitado al resto de las Asociaciones Nacionales, incluida la F.E.A.E., lo propongan a sus asociados. Así lo trasladamos a los miembros de la Junta Directiva el último 2 de Julio.

 

El SO2, el aditivo más ampliamente utilizado

Según algunos expertos, el SO2 es el aditivo más ampliamente utilizado en vinificación por sus funciones antioxidantes, antimicrobiano y antioxidásico. Las mismas fuentes aseguran que estas cualidades lo convierten en una herramienta imprescindible en la elaboración de vino y su conservación. “Se puede afirmar que el sulfuroso es el mejor aliado del enólogo para la conservación de los vinos, y ningún sustitutivo (ácido ascórbico, dimetil dicarbonato, ozono y ultrasonido)  ha demostrado ser tan eficaz y eficiente”.

Respecto al impacto medioambiental, hay técnicos que aseguran que las dosis de sulfurosa gas que se emplean en bodega son muy pequeñas como para provocar un impacto medioambiental verdadero.

Según el Proyecto Life Sinergia, del que forma parte el Gobierno de La Rioja, “la legislación en medioambiente dice que para considerarse impacto ambiental, la liberación de sulfuroso a la atmósfera debe ser continuada y superar las 36 toneladas al año, cuando las emisiones medias de SO2 a la atmósfera de una bodega son de 4.300 mg/Nm3”.

A pesar de todo y con una visión a medio plazo se está investigando en soluciones alternativas, e incluso ya existen en el mercado equipos de desinfección de barricas por medio de microondas, pero entendemos que este es un coste elevado para las pequeñas bodegas, donde con una simple “pajuela” se resuelve el problema.

Desde estas líneas, invito a todos los enólogos que intercedan en sus empresas, (por ser una aportación voluntaria), para que colaboren económicamente en la redacción del estudio francés, asegurando de esta forma la desinfección de barricas con bajo coste.

 

www.revistaenologos.es es una publicación de "Periodistas Asociados" (PA)
PERIODISTAS ASOCIADOS: Plaza de Estrasburgo, s/n - 13005 Ciudad Real
Tlf: 926-254096 / 926-254104 || E-mail: periodistas@periodistas.onored.com || Web: www.periodistasasociados.es